MONASTERIO IMAS

abril 16, 2013

Exterior del Monasterio ImasEl edificio fue inicialmente construido por el conde de Casa Eguía como un castillo-fortaleza en 1548. Unos años más tarde el conde de Casa Eguía permuta la fortaleza de Imas por el Castillo de Monjardín, por lo que la finca de Imas se convierte en propiedad benedictina.

Imas no fue en tiempos benedictinos un monasterio particularmente intelectual o religioso, sino más bien un activo logístico. La orden benedictina poseía en aquel entonces un 80 % del ganado lanar de Navarra, que mayormente permanecía en los montes de Urbasa e Idiazábal y a partir de entonces se estableció en Imas, con un clima más favorable y agua en abundancia.

Sin embargo, los tiempos benedictinos de la fortaleza de Eguía encontrarían su fin en el año 1836, año en el cual toda la finca de Imas es expropiada, al igual que gran parte de los bienes de la iglesia en España, en virtud de la desamortización de Mendizábal.

Pocos años después, en 1839, se produciría la toma de posesión de la finca Imas por parte del general Martín Zurbano en virtud de sus méritos de guerra.

En 1844 se produciría un giro en la historia de la finca de Imas, cuando Zurbano jugó y perdió toda la finca en una histórica partida de cartas contra un conde francés liberal que había venido a persuadirle de que huyese a Francia.

El monasterio Benedictino del siglo XVI, es hoy sede social de la bodega Barón de Ley,S.A., y marco ideal para eventos histórico-culturales, completándose el complejo con la construcción de la bodega en la segunda mitad de los años 80.


<< volver